Fotógrafos y recien casados acuden al monumento.

Busco una puerta, una salida donde convivan pasado y presente….

¿Quién no conoce esta canción que tanto sonó hace unos años y que se ha convertido casi en un himno para este monumento tan madrileño como es la Puerta de Alcalá? Desde su construcción, ha sido, es y será un elemento arquitectónico muy castizo y muy ligado a la imagen de Madrid. Además, fue el primer arco del triunfo que se alzó en Europa tras la caída del grandioso Imperio Romano.

Imaginaros por un momento a la Puerta de Alcalá y su entorno en la época de Carlos III. A un lado una tapia muy larga que guardaba el Palacio y el parque del buen retiro de Madrid y que llegaba en aquellos tiempos, hasta el Paseo del Prado. Donde hoy está Casa América,  había un convento de monjes Recoletos y donde hoy está la calle Serrano existía una plaza de toros. ¿Podéis haceros una idea del Madrid del siglo XVIII?

Aunque son muchos los novios madrileños que el día de su boda deciden fotografiarse en la Puerta de Alcalá, lo cierto es que son los que han nacido en otro lugar, los que por cosillas del destino, Madrid se convierte en su punto de partida para emprender su nuevo camino y lo convierten en un enclave imprescindible en para el reportaje de bodas.

Te recomendamos el atardecer para tus fotografías de boda; cuando cae el sol allá por Gran Vía y un poco después, justo cuando se encienden las luces que iluminan la Puerta de Alcalá, es el mejor momento para plasmar tu gran recuerdo.

Un lugar donde la historia y los sentimientos se entremezclan y que dan como resultado, fotografías de boda como éstas…

¿Y a ti, te gustaría comenzar tu nueva andadura en la Puerta de Alcalá?

fotografía de novios en puerta de alcalá

novios en puerta de alcalá

Novios con paraguas

Novios se besan junto puerta de alcalá

novios en la puerta de alcalá

novios corriendo